La marcha pro familia: Cambio de piel

La estrategia de posicionamiento y comunicación de la marcha pro familia convocada por grupos religiosos de Panamá fue muy efectiva este año. Sin mucho alboroto cambiaron de narrativa, cambiaron de piel para llegar a un público menos extremista.
marcha-Plaza-Mayo_LPRIMA20170713_0044_27
De 1998 al 2003, fui parte de una universidad y un centro de investigación que estudiaban los efectos de la polución en nuestro clima. En ese entonces, este tema era conocido como calentamiento global. Para el 2002, discutíamos la necesidad de cambiar el nombre del problema como parte de una mejor estrategia de comunicación. Poco a poco, emergió un consenso de que para los estadounidenses, japoneses y europeos sufriendo de nieve, lo de calentamiento global no tenía sentido. Mejor llamarlo cambio climático.
Igual pasó esta semana con la marcha pro familia. Los organizadores cambiaron la narrativa.
Ellos “no somos homofóbicos”.
Ellos “marchar por la familia no es estar en contra de los homosexuales”.
Ellos, “en Panamá expresamos nuestras opiniones libremente”.
Ellos, “homosexualidad= sexo anal”.
Ellos, “homosexualidad = trans”.
Se invisibilizan, por ejemplo, a las lesbianas porque muchos de sus feligreses tienen sentimientos encontrados sobre sus experiencias enfrente de PornHub y porque en sus mentes las lesbianas no representan un ataque al patriarcado.
Todo fríamente calculado y funcionó: Muchos amigos y conocidos fueron a esa marcha gracias a esta excelente estrategia de comunicación.
Sin embargo, desde los medios de comunicación independientes podemos ver que esto solo fue un cambio de piel. La marcha fue en contra de la diversidad sexual, como lo evidencia una participante de la marcha en un video de Claramente al decir que ella preferiría un hijo muerto que gay.
30ab94a5-c35b-4268-8451-9443cf49f64b
A mí, esta lucha me cansa. Me tiene exhausto. Pero hay que seguir.
En los 80s, con personajes como “el de amarillo” y las obras de teatro con personajes gays sin fondo, éramos los bufones del rey. Nos usaban para entretener a los ciudadanos, matando nuestras neuronas con la estrategia de la risa, mientras la dictadura caía.
En los últimos años, nos hemos convertido en el cuco que destruirá la sociedad. Nos utilizan como herramienta para aprovechar el amplio espacio que los partidos políticos tradicionales han dejado gracias a su inacción, prepotencia, corrupción, abuso de poder, falta de liderazgo, ansiedad de acumular más riquezas para ellos y sus amigos, temor a ser llamados comunistas, fascistas, chavistas, trumpistas, revolucionarios…
Estamos siendo utilizados para aprovechar el espacio que muchos políticos han dejado en las comunidades. Pocos líderes políticos van a las comunidades para  conversar y explicar los problemas estructurales que enfrenta el país y cómo debemos todos cambiar para enfrentarlos. Al contrario, los líderes van a las comunidades y los tratan como infantes: les regalan colchones, prometen una cancha de baloncesto, los mandan a formar filas para que entreguen hojas de vida a los asesores de los asesores a ver si les encuentran trabajo sin funciones en algún ministerio.
Chorrillo-funcionarios-Despacho-Primera-Dama_LPRIMA20170430_0093_27.jpg
Entrega de colchones a residentes de El Chorrillo de parte del Despacho de la Primera Dama
Para muchos ciudadanos, los líderes que empujan el mensaje pro familia sí entienden sus miedos, dudas, sentimientos de incertidumbre que tanto cambio trae. La migración, excelente para el PIB, es desastrosa para muchos trabajadores sin educación. Las plataformas para hacer pagos en línea, una muestra de gobiernos de avanzada, aumenta los costos de hacer negocios para muchos empresarios y empuja a la informalidad. Los gays, otros seres humanos tan imperfectos como cualquiera, representan una amenaza a una de los últimos poderes que tienen los machos, el patriarcado.
elmitoplus
Contemos historias reales no mitos sobre la diversidad sexual
Me gustaría dejar de hablar, postear, escribir sobre este tema.  Me dicen que hay otros problemas estructurales más importantes. Pero, la marcha pro familia demostró que la pelea estructural se está peleando desde los imaginarios, las narrativas, la cultura.
Colecta
De mangos y albaricoques: Hablando sobre diversidad sexual sin tapujos

Desde este espacio de la discusión amañada sobre la sexualidad, desde el debate vacío sobre el impacto de los gays en la familia, desde aquí debemos promover los cambios estructurales y culturales que nuestro país necesita.  Hoy, más que nunca, es importante visibilizar la diversidad sexual.

IDENTIDAD-Candy-Gonzalez-Luego-PRENSADavid_LPRIMA20130724_0197_28
Visibilizando el prejuicio y la discriminación
unnamed (1)
Visibilizando relaciones de pareja: Estos dos manes
Como ya comenzó a lograrse en la última marcha LGBTIQ, debemos proponer otra narrativa de quiénes somos, nuestra contribución a la sociedad y cultura y hablar abiertamente sobre nuestra humanidad, con virtudes y limitaciones. Demostremos con actos, narrativa e imágenes la revolucionaria idea de que solo somos otros seres humanos y no somos un fraude, una perversión, o una herramienta política.
Advertisements

2 thoughts on “La marcha pro familia: Cambio de piel

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s